• Oxígeno Activo
  • Bromo

Bromo

El bromo es un halógeno, y un potente oxidante ideal para desinfectar el agua de la piscina con el mismo grado de eficacia que el cloro.

VENTAJAS
– Gran poder oxidante
– Gran tolerancia al pH (hasta 9)
– Su efectividad no se ve reducida con la presencia de compuestos nitrogenados.
– Disminuye irritación de ojos y mucosas.
– No produce olores desagradables.
– Menos corrosivo que el cloro (menos volátil, especialmente a altas temperaturas).
– Fácil mantenimiento.
– Autonomía.

La combinación del bromo con las aminas orgánicas da como resultado unos compuestos denominados bromaminas (NHBr2) que, a diferencia de las cloraminas (combinación del cloro con las ánimas orgánicas), no disminuyen la eficacia desinfectante del bromo.
Las bromaminas no producen irritación en los ojos ni olores desagradables. Por ello se convierte en un producto ideal para tratar en especial el agua de los spas y piscinas cubiertas.