Te detallamos algunos de los problemas más frecuentes que pueden surgir durante la temporada de baño en tu piscina, para que sepas detectarlos y arreglarlos o si es necesario, acudir a un profesional:

1.Problemas con la bomba

Si la bomba no funciona, lo primero sería revisar el nivel del agua y el skimmer, asegurarnos que las llaves estén abiertas y que las tuberías estén correctamente, ya que es posible que se haya roto alguna.

Revisa también que la bomba sea autoaspirable.

Si la bomba aspira de forma incorrecta, posiblemente está cogiendo aire del skimmer, por lo que tendrás que subir el nivel del agua de la piscina.

Si así persiste el problema, revisa la bomba que no tenga una obstrucción en la turbina o esté sucia.

2.Problemas con el motor

Lo primero sería revisar que el motor no esté bloqueado y que esté recibiendo la corriente. En el caso que el condensador esté estropeado o detectemos agua en su interior, es necesario recurrir a un profesional.

Si hay una pérdida del agua, posiblemente se deba a que la junta del cierre de la motobomba o el sello mecánico estén rotos, por lo que habrá que cambiarlos.

3.Problemas en el vaso de la piscina

Manchas en las paredes y por encima de la línea de flotación (nivel del agua), significa que hay un exceso de grasas (restos de crema solar, por ejemplo), por lo que habrá que limpiar las paredes frotando con un limpiador. Para evitar este problema, es aconsejable ducharse antes del baño.

También podemos detectar incrustaciones en las paredes y accesorios de la piscina, lo cual puede estar provocado por un pH elevado, una mala filtración o por las sales cálcicas del agua. En ese caso, regularemos el pH, revisaremos el estado del filtro y añadiremos floculante según la recomendación del fabricante.

Si la piscina pierde agua, lo primero seria revisar las llaves de vaciado y tuberías para descartar cualquier rotura. Si todo está correctamente, hay que tener en cuenta la evaporación del agua, por lo que en temporadas de mucho calor, habrá que llenar el vaso de la piscina con mayor frecuencia.

Si detectamos que los accesorios de la piscina se oxidan y aparecen manchas ocres, se debe a que el pH de la piscina es inferior a 7, por lo que habrá que regular su nivel entre 7.2 y 7.6 con un incrementador de pH.