Productos para el invernaje

Productos para el invernaje

El invernador de piscinas es un producto indispensable para poder llevar a cabo el invernaje de la piscina. El beneficio principal es mantener limpia y cristalina el agua de la piscina durante el invierno, preservándola en buenas condiciones, de modo que la puesta en marcha en la época de baño siguiente sea fácil y rápida, logrando reducir considerablemente los gastos de la misma. 

 ...

El invernador de piscinas es un producto indispensable para poder llevar a cabo el invernaje de la piscina. El beneficio principal es mantener limpia y cristalina el agua de la piscina durante el invierno, preservándola en buenas condiciones, de modo que la puesta en marcha en la época de baño siguiente sea fácil y rápida, logrando reducir considerablemente los gastos de la misma. 

 

Desde CTX te asesoramos para que puedas mantener tu piscina en las mejores condiciones durante toda esta temporada. Hacer bien esta etapa es fundamental para el mantenimiento y protección de los equipos de tu piscina. Es necesario llevar a cabo una serie de operaciones y utilizar productos especializados. Para saber cómo hacer un correcto mantenimiento durante el invierno, consulta nuestros tips en: (poner enlace al artículo: “Pasos a seguir para hacer un buen mantenimiento durante la temporada de invierno”)

 

Las piscinas en invierno tienden a acumular depósitos de cal y a propiciar la proliferación de algas y microorganismos si no se sigue manteniendo el agua durante esta temporada. Hay que dejar bien claro que el invernaje no se limita a cubrir la piscina. La duración habitual de un proceso de invernaje es de 9 meses, pero ello también depende de las condiciones climatológicas de la zona. Los cuidados convencionales han de seguirse efectuando en tanto que este no se halle a una temperatura inferior a 15ºC. Es decir, el invernaje empieza cuando la temperatura del agua es inferior a 15ºC.

 

Es fácil conservar el agua en buen estado hasta el inicio de la temporada de baños, si empleamos productos idóneos para ello, como los que se incluyen en el catálogo de CTX, dentro de su Gama Winter: 

 

  • CTX-550 WinterStar. Este invernador es especialmente idóneo para piscinas enterradas. Evita la proliferación de bacterias y algas en el agua, Además, previene que el agua se pudra, se acumule cal y se produzcan sedimentos calcáreos. Además, facilita la limpieza en primavera y no es espumante. El CTX-550 WinterStar se vierte directamente sobre el agua de la piscina, al día siguiente de haber realizado una supercloración con Dicloro Granulado CTX-200GR ClorShock y de tener el pH bien equilibrado (entre 7,2 y 7,6, y posteriormente, poniendo en marcha el filtro únicamente durante el tiempo suficiente para que se distribuya adecuadamente y surta efecto. Lo más aconsejable es que el producto se vuelva a añadir a mediados de la temporada invernal. 

     

  • CTX-551C WinterStar Liner Power. Se trata de un invernador concentrado especial, que resulta eficaz principalmente en piscinas de liner o poliéster. Evita la formación de algas y bacterias. La utilización es el mismo que en el producto anteriormente mencionado: se añade al finalizar la temporada de baño, al día siguiente de haber realizado una supercloración con Dicloro Granulado CTX-200GR ClorShock. Los valores de pH del agua deben permanecer entre 7,2 y 7,6. Igualmente, es altamente recomendable repetir la operación a mediados de la temporada invernal. 

     

  • CTX-235 Sleepy. Este tratamiento de invernaje lleva incorporado su propio dosificador flotante. Además de evitar la putrefacción del agua y la proliferación de bacterias y algas, mantiene el agua cristalina. Incluye una triple acción: desinfectante, algicida y floculante. Es especialmente idóneo para piscinas enterradas. Favorece y facilita la recuperación de las aguas a comienzos de la temporada de baños. Modo de uso: se perforan las marcas circulares de ambos lados con un útil punzante (por ejemplo unas tijeras), y fácilmente se obtienen los orificios necesarios para que el agua penetre en su interior. A continuación, se deja el dosificador dentro del agua con la tapa hacia abajo y se deja flotar. Deberá utilizarse un dosificador por cada 50 m3 de agua a invernar. La duración aproximada es de 4 a 6 semanas. El dosificador no ha de rellenarse ni reutilizarse, puesto que es de un solo uso. 

     

Para un buen tratamiento invernal para piscinas, te ofrecemos el asesoramiento de nuestros expertos, que podrán recomendarte las opciones más idóneas a cada caso, así como el mejor invernador de piscinas. El tratamiento hibernante de piscinas permite disponer de agua limpia y reutilizable durante todo el año.

Mostrar más
Mostrar menos