Bromo

Bromo

El bromo para piscinas puede ser la elección más acertada como desinfectante del agua y para evitar las reacciones alérgicas que producen en muchas personas otros productos, y también para aquellas piscinas que, debido a la climatología de la zona y largas temporadas de exposición a pleno sol, suelen hallarse a altas temperaturas. También debe utilizarse preferentemente en spas y en aguas que se hallen por encima de ...

El bromo para piscinas puede ser la elección más acertada como desinfectante del agua y para evitar las reacciones alérgicas que producen en muchas personas otros productos, y también para aquellas piscinas que, debido a la climatología de la zona y largas temporadas de exposición a pleno sol, suelen hallarse a altas temperaturas. También debe utilizarse preferentemente en spas y en aguas que se hallen por encima de los 28ºC, así como en piscinas cubiertas, por tratarse de un producto inodoro. 

 

El bromo es un oxidante muy potente y con el mismo poder desinfectante del cloro, aunque éste sea más habitual para estos menesteres. Su fiabilidad desinfectante es muy alta, y posee gran tolerancia a los niveles de pH altos.

 

Además, no desprende olores fuertes y desagradables, como sí suele ocurrir con otros productos, y es escasamente corrosivo y volátil que otros.

 

Además, mientras que otros químicos para piscinas necesitan de un estabilizante (ácido isocianúrico) para garantizar una mayor durabilidad del desinfectante ante los rayos ultravioleta del sol, el bromo no lo precisa, puesto que permanece estable por definición. El estabilizador o estabilizante se acumula en el agua de la piscina, y puede producir múltiples problemas sanitarios, de corrosión, etc, problemas que con el bromo no existen. Por sus ventajas intrínsecas, el bromo puede ser una de las mejores opciones para el tratamiento desinfectante de piscinas. 

 

En el catálogo de CTX hay bromo en tabletas para desinfección lenta y mantenimiento continuo de piscinas. Muy contundente como bactericida, fungicida, y también contra virus. No irrita las mucosas nasales ni los ojos, y además se caracteriza por su gran tolerancia ante los abruptos cambios de temperatura y las variaciones del pH del agua. 

 

Con el pH del agua entre los valores 7,2 y 7,6, se llena el dosificador de tabletas de bromo, y a continuación se regula el dosificador para así poder obtener el nivel de Bromo Residual que deseemos.

Mostrar más
Mostrar menos