Causas y tratamiento para el agua turbia en piscinas

Publicado el Friday, 4 March 2022

Consejos y soluciones profesionales para tratar el agua turbia en piscinas, además de las principales causas.

El agua turbia en piscinas puede deberse a muy variadas razones: Por ejemplo, un pH excesivamente elevado, un agua demasiado dura o con exceso de cal, una filtración deficiente, o exceso de residuos orgánicos. Otra de las causas puede residir en la formación de algas microscópicas. 


En definitiva, la turbidez del agua se debe fundamentalmente a la suspensión de partículas en su superficie. Para corregir esta situación, se pueden aportar diversas soluciones.

Desde CTX te asesoramos para conseguir solucionar este problema y lograr un agua limpia, transparente y cristalina. 


Para prevenir y evitar la turbidez del agua de una piscina, necesitamos llevar a cabo una serie de tareas de mantenimiento y limpieza, con productos como los que te ofrecemos en CTX. Hay que tener en cuenta que, aun cuando el mantenimiento e higiene de nuestra piscina hayan podido acometerse de forma absolutamente correcta, nos podemos encontrar con el indeseable resultado de un agua turbia. Por esta razón es por lo que este problema específico necesita de soluciones especializadas.


Agua turbia en la piscina: causas y soluciones


Si nos detenemos pormenorizadamente en cada una de las causas específicas de la turbidez del agua, nos encontramos las siguientes: 

 

  • pH. El equilibrado y corrección de los niveles de éste son absolutamente primordiales para evitar un agua corrosiva e irritante y que pueda disminuir la eficacia de los productos de desinfección. Los niveles de pH aconsejables son: entre 7'2 y 7'6. Para enfrentar una de las causas que ocasionan el agua turbia, por tanto, es preferible medir y corregir el pH con productos específicos para ello: en formato granuado CTX-10 pH Minus o CTX-20pH Plus o en formato líquido CTX-15 pH Minus o CTX-25 pH Plus.

 

  • Si hay exceso de alcalinidad en el agua, el pH es inestable, y, por tanto, contribuye a provocar el problema del agua turbia en piscinas, y se produce cuando hay una excesiva cantidad de carbonatos. Un nivel óptimo de este parámetro resulta de gran ayuda para un correcto equilibrio del pH. CTX dispone de CTX 21 Alka Plus, para incrementar la alcalinidad, si ésta es baja, y así poder estabilizar los niveles de pH.
 
  • Excesiva dureza del agua. Este concepto hace referencia al exceso de calcio y magnesio en el agua. Cuanto más contenga de ambos elementos, más dura será el agua. Para evitar este punto, es importante evitar la cal en el agua. CTX tiene una gama de productos antical, como CTX 600 Antical o CTX 700 Antical Super. Para el agua turbia y la piscina blanquecina, es la solución más habitual. 
  • También es fundamental analizar los niveles de cloro en una piscina, sean cloro libre, qué es el que está funcionando como desinfectante (nivel óptimo entre 1 y 2 ppm), cloro residual, qué es el que ya no está surtiendo efecto alguno (valor máximo de 0.2 ppm), o cloro total, es decir, la cantidad total de cloro presente en el agua, y cuya cantidad no deberá exceder de 1.5 ppm. En CTX disponemos de instrumentos de medición, así como un producto para neutraliar el cloro si tenemos en exceso, CTX-12 Neutralizador de cloro.
 
  • El agua marrón puede deberse a la proliferación de algas microscópicas, entre otros problemas. Para ello, en CTX disponemos de una amplia oferta de alguicidas para prevenir este problema. 
 
  • Otra de las causas más comunes de la turbidez del agua de piscina es tener el filtro sucio que, por tanto, no retine la suciedad que se va depositando en el agua, enturbiándola. Para combatirla, CTX dispone de un producto líquido para poder limpiar los filtros de arena, CTX 57 Netalfilter.

 

Por lo tanto, la solución que ha de aportarse en los casos de agua turbia es la siguiente: 

 

  1. Realiza un análisis de los diferentes parámetros del agua para comprobar principalmente pH, alcalinidad, nivel de cloro y dureza cálcica.
  2. Realiza un contra lavado del filtro para eliminar la posible suciedad. 
  3. Ajusta el pH entre 7.2 y 7.6 si es necesario.
  4. Añade 15 gr. de CTX-200/GR ClorShock por cada m³ de agua. El cloro de choque es un desinfectante rápido y de gran eficacia. 
  5. Añade 1 l. de CTX-41 Flocculant por cada 100 m³ de agua. El floculante o clarificador de aguas es esencial en estos casos. 
  6. Dejar el filtro en funcionamiento 24h para acabar de resolver el problema

 

Para combatir el problema del agua turbia u otros problemas que puedan surgir en la piscina, cuentas con nuestros productos especializados y con el consejo de los expertos de CTX