El escozor de ojos y el mal olor del agua de las piscinas

Publicado el Friday, 4 March 2022

Si tienes escozor o irritación en los ojos causada por el agua de la piscina y el agua huele mal debes consultar nuestros consejos profesionales para solucionarlo.

El escozor de ojos en la piscina es un problema que procede de un desequilibrio de los valores del pH en el agua. Este malestar es conocido médicamente como conjuntivitis química. 


Según Michel Hlavsa, jefe del programa de salud en las piscinas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EEUU, este problema también procede de las cloraminas, es decir, del resultado de la reacción de las partículas del cloro libre al contacto con el nitrógeno y el amoniaco producidos por residuos orgánicos como las excreciones y secreciones humanas: sudores, orines, saliva, etcétera.

También la excesiva presencia de cal, o lo que es lo mismo, la excesiva dureza del agua, puede irritar los ojos.


Las piscinas saludables no han de desprender un fuerte olor a cloro, pues ello indica una excesiva presencia de cloraminas que resulta nociva, especialmente para los ojos, así como también puede indicar una excesiva presencia de cloro. Cada uno de estos problemas ha de ser afrontado con una solución diferente. En CTX te asesoramos para conseguir un agua saludable y no irritante.


Irritación de los ojos por el cloro de piscina: soluciones


En primer lugar, y antes de efectuar ninguna operación, hemos de someter a análisis los diversos parámetros presentes en el agua. Aquellos que más nos interesan en función del carácter irritante del agua son principalmente pH, alcalinidad, nivel de cloro y dureza cálcica. 

 

En CTX disponemos de numerosos instrumentos para el análisis del agua. Así, estuches analizadores con reactivos que, al contacto con las muestras acuosas, nos ofrecen inmediata y rápidamente un resultado de medición altamente exacto y fiable. También disponemos de tiras analíticas, con reactivos que nos miden simultáneamente diversos parámetros. Asimismo, ofrecemos otros dispositivos y sistemas, tales como reactivos, fotómetros multifuncionales, y laboratorios de análisis de aguas CTX.

 

El siguiente paso que hemos de dar ante el problema concreto del desequilibrio del pH es corregirlo aplicando al agua de la piscina determinados productos. Para ello emplearemos reguladores de pH tales como: 

 

  • CTX-10 pH Minus (granulado) o CTX-15 pH Minus (líquido). Minorador de pH para ajustar el pH entre 7,2 y 7,6 cuando éste sea superior a 7,6. Disminuye el efecto de desinfección, y es un producto altamente útil para evitar que el agua pueda irritar los ojos y las mucosas del bañista.

  • CTX-20 pH Plus(granulado) o CTX-25 pH Plus(líquido). Incrementador de pH para ajustar el pH entre 7,2 y 7,6, cuando éste sea inferior a 7,2. Al igual que los demás productos de equilibrado del pH, debe emplearse en ausencia de los bañistas.

 

También la alcalinidad total del agua, cuando está baja, puede producir irritación de los ojos, ya que una alcalinidad baja hace fluctuar mucho el pH. Nuestra marca dispone del incrementador de alcalinidad CTX-21 Alka+, ideal para todo tipo de piscinas.

 

Otro problema que produce irritación en los ojos del bañista es el de las cloraminas. Éstas deben combatirse con una supercloración o coloración de choque, ya que debemos aumentar la cantidad de desinfectante en el agua. Así, deberíamos usar un dicloro de disolución rápida, altamente estabilizado. CTX dispone de CTX-200/GR ClorShock , dicloro granulado muy rápido y eficaz para todo tipo de piscinas. Se utiliza frecuentemente para emergencias como ésta, y para aquellas aguas cuyo cuidado y mantenimiento ha sido descuidado. Siempre que se aprecie falta de transparencia en el agua, habrá que repetirse el tratamiento inicial de supercloración. Además, este producto concreto no modifica el nivel de pH del agua, lo que resulta especialmente útil y valioso cuando debemos equilibrar éste.

 

Por último, si el problema es la dureza del agua y debemos solucionar la precipitación de sales de calcio y magnesio que puede producir una irritación de los ojos.


Cómo quitar el mal olor de la piscina


El mal olor de una piscina es un problema muy frecuente que es preciso combatir conociendo sus causas. Para ello, han de emplearse instrumentos de medición especializados y productos químicos que nos permitan una desinfección óptima. Lo primero que hemos de tener en cuenta cuando hablamos de malos olores en el agua de nuestra piscina, es que estos se deben a un exceso de residuos orgánicos. Pero otra de las causas principales de esta indeseable situación son las llamadas cloraminas. En CTX te asesoramos para poder solucionar estos problemas según las condiciones y requerimientos específicos de tu piscina.

 

Es imprescindible limpiar de forma periódica el fondo de nuestra piscina, puesto que en él se asientan los restos orgánicos. Además, casi todos los días deberemos eliminar los residuos flotantes por medio de una red.


Soluciones contra el mal olor del agua de la piscina


Las cloraminas, también es una de las principales causas de los malos olores en una piscina. Las piscinas con abundancia de cloraminas resultan irritantes para la piel. Entre esta causa y el hedor que desprenden, no queda otro remedio que afrontar y solventar este problema con determinación. 

 

Para lograrlo, habremos de efectuar una serie de operaciones con instrumentos y productos específicos como los incluidos en el catálogo de CTX. 

 

Primeramente, hemos de analizar los diferentes parámetros del agua de nuestra piscina. Hemos de tener muy presente que las cloraminas se forman por la combinación de moléculas de cloro libre con residuos orgánicos muy diversos, que van desde los desprendidos por los elementos orgánicos del entorno de la piscina, tales como hojas de árboles, insectos, lluvia, etc, hasta la formación de algas, o secreciones y excreciones humanas. 

 

Los principales valores que habremos de determinar para poder solventar el problema de los malos olores de una piscina, son los de pH, alcalinidad, nivel de cloro y dureza cálcica.

 

De este modo, para el análisis de los parámetros de la piscina, deberemos emplear instrumentos de medición como lo que nos ofrece CTX:

 

  • Estuches analizadores de CTX, que contienen diversos productos reactivos que al combinarse con el agua ofrecen determinados resultados de alta exactitud y fiabilidad. Algunos de ellos funcionan mediante sistemas colorimétricos que ofrecen equivalencias en valores numéricos desde la previa interpretación de una escala de colores.

     

  • También podemos citar los Estuches Pooltester, que determinan los valores de pH y de desinfectante de manera rápida, precisa y simultánea, con tan solo introducir unas muestras acuosas en los compartimentos, para que las tabletas de reactivo que estos contienen reacción al contacto con aquellas.

     

  • Además, podemos mencionar los Estuches Checkit, un comparador compacto y de sencillo manejo, que establece rápidamente resultados de medición por medio de una escala cromática.

     

  • Asimismo, CTX dispone igualmente de Estuches Minikits, tests rápidos, basados en gran parte en métodos titrimétrico.

     

  • Entre los sistemas de medición de CTX, también han de citarse las tiras analíticas. Por ejemplo, las de cloro libre de tres parámetros, o las de 7 parámetros.

     

  • Disponemos de otros sistemas y dispositivos de medición, cómo fotómetros multifuncionales de análisis del agua, todos ellos caracterizados por una gran precisión y fiabilidad.

 

El segundo y último paso que hemos de dar para eliminar los malos olores es realizar una supercloración o cloración de choque, de rápidos efectos. Para ello, aplicaremos 15 g. de CTX-200/GR ClorShock por cada m3 de agua. Se trata de un dicloro granulado altamente estabilizado y con un contenido del 55% en cloro útil. Un producto esencial para tenerlo siempre a mano y poder afrontar emergencias y situaciones como esta del mal olor de una piscina.

 

CTX te asesora para elegir y aplicar los instrumentos y compuestos químicos necesarios para solventar estos problemas. Si lo necesitas, habla con nosotros.