El tratamiento químico del agua consiste en aplicar productos específicos que garanticen la higiene, conservación y transparencia perfecta del agua y de acuerdo a la Normativa de Piscinas vigente.

Cinco son los pasos que debemos seguir para el correcto tratamiento del agua de una piscina pública:

1.Regulación del pH

Uno de los parámetros que más afectan a la eficacia de los desinfectantes es el nivel de pH del agua. El nivel debe estar siempre entre 7,2 y 7,6.

Este intervalo, además de conservar la instalación en óptimas condiciones, es el ideal para la piel y los ojos de los bañistas. Un pH elevado o reducido disminuye la eficacia del desinfectante y por tanto habrá un mayor consumo de producto y un mayor coste de mantenimiento de la instalación, pudiendo poner en riesgo la salud de los bañistas.

Para mantenerlo entre estos dos valores, se debe analizar diariamente el pH con un Kit de análisis de cloro y pH que cumpla con la norma UNE-ISO 17381 y utilizar los Reguladores pH líquido mediante bombas dosificadoras.

CTX-15 (SIN acido clorhídrico)

Minorador de pH líquido para ajustar el pH entre 7,2 y 7,6 cuando éste sea superior a 7,6.  Indicado para dosificar con bomba.

Valor añadido: No genera vapores irritantes  que pueden producir irritación de la piel y los ojos de los mantenedores y corrosión de las partes metálicas de la piscina.

CTX-25

Incrementador de pH líquido para ajustar el pH entre 7,2 y 7,6 cuando éste sea inferior a 7,2.  Indicado para dosificar con bomba.

2.Desinfección

De acuerdo con la Normativa de Piscinas vigente, el agua del vaso deberá estar libre de organismos y de sustancias patógenas en una cantidad que pueda suponer un riesgo para la salud humana.  Aunque el agua esté clara y transparente, existen microorganismos que hay que eliminar mediante una correcta desinfección.

El tratamiento químico del agua consiste en aplicar productos específicos que garanticen la higiene, conservación y transparencia perfecta del agua. Además, los desinfectantes empleados deberán tener un efecto  desinfectante residual en el agua de la piscina.

Los métodos más comunes para desinfección del agua son:

Cloro

El cloro Inactiva de forma efectiva un amplio rango de patógenos que se encuentran normalmente en el agua, deja un residual en el agua que es fácilmente medible y controlable. Es económico y es un desinfectante que se ha usado con éxito durante muchos años en la el tratamiento de aguas.

Cloro estabilizado (Tricloro / Dicloro)

Las tabletas de tricloro y el Dicloro granulado al disolverse generan un estabilizante que evita que el producto se evapore y la piscina se quede sin desinfectante rápidamente.

El uso de tabletas de tricloro como desinfectante asegura cloro residual libre en la piscina.

El cloro residual libre (agua con poder desinfectante) debe tener unos valores de entre 0.5 a 2.0 ppm y es indispensable para destruir aquellos microorganismos que se puedan ir introduciendo después de que el agua ya esté desinfectada.   Para mantenerlo entre estos dos valores, se debe analizar diariamente el cloro residual con un Kit de análisis de cloro y pH que cumpla con la norma UNE-ISO 17381.

Menos de 0.5 ppm de cloro residual libre permitirá el crecimiento de las bacterias y las algas en el agua, ocasionando condiciones antihigiénicas y desagradables.

A su vez, se debe garantizar que el cloro residual combinado ó “cloraminas” (sin poder desinfectante) esté por debajo o igual a 0.6 ppm.  En caso de superación se deberá realizar “tratamientos de choque” para reducir y/o eliminar  (en caso contrario, los vasos podrían clausurarse hasta normalización del valor).

Las “cloraminas” se forman  al reaccionar el Cloro Residual Libre con el amoniaco y los residuos nitrogenados procedentes de la degradación bioquímica de la urea (fundamentalmente de la orina), las proteínas y amino-ácidos introducidos por los bañistas, del amoníaco procedente del agua de lluvia, de los fertilizantes o de otras especies químicas introducidas en el agua.Irritan los ojos, las membranas mucosas y causa el típico “Olor a Cloro”. Además tiene un poder desinfectante muy bajo.

CTX-370 ClorLent 250 gr (no comburente)

Valor añadido: Los productos no comburentes son más seguros en su almacenaje, manteniendo las mismas propiedades oxidantes y desinfectantes que los productos clorados comburentes.

La cantidad exacta de producto clorado necesario dependerá del número de bañistas, la luz solar y la tª del agua (y de las condiciones atmosféricas si es descubierta) y su dosificación se puede realizar colocando las tabletas en los cestos de los skimmers o bien  mediante equipos de dosificación (CLORIMAX) los cuales pueden estar controlados por  equipos de control y regulación automáticos.

Cloro NO estabilizado  (SIN ACIDO CIANÚRICO !!)

El hipoclorito sódico y cálcico es la fuente más económica de desinfectante clorado.

El cloro Inactiva de forma efectiva un amplio rango de patógenos que se encuentran normalmente en el agua, deja un residual en el agua que es fácilmente medible y controlable. Es económico y es un desinfectante que se ha usado con éxito durante muchos años en la el tratamiento de aguas.

Estos productos NO incorporan al agua ácido cianúrico, el cual está limitado por la Normativa de Piscinas.  La concentración máxima permitida es de ≤ 75 ppm

El uso de hipocloritos como desinfectante asegura cloro residual libre en la piscina.

El cloro residual libre (agua con poder desinfectante) debe tener unos valores de entre 0.5 a 2.0 ppm y es indispensable para destruir aquellos microorganismos que se puedan ir introduciendo después de que el agua ya esté desinfectada.   Menos de 0.5 ppm de cloro residual libre permitirá el crecimiento de las bacterias y las algas en el agua, ocasionando condiciones antihigiénicas y desagradables.

La cantidad exacta de producto clorado necesario dependerá del número de bañistas, la luz solar y la tª del agua (y de las condiciones atmosféricas si es descubierta)

CTX-161 Cloro líquido

El hipoclorito sódico no requiere disolución, actúa inmediatamente. Su dosificación se realiza mediante bombas dosificadoras las cuales pueden estar controladas por  equipos de control y regulación automáticos.

CTX-120 y CTX-121

Hipoclorito cálcico con un 65-70% de cloro útil granulado o en tabletas de 20 gr

Hipoclorito cálcico de disolución rápida con un 65-70% de cloro útil, para la desinfección y mantenimiento del agua cristalina e higiénicamente pura

Debe evitarse el contacto de producto sobre las superficies del vaso, en piscinas fabricadas con poliéster, liner o vinilo, al producirse decoloración en dichas superficies y su dosificación se puede realizar colocando las tabletas en los cestos de los skimmers o bien  mediante equipos de dosificación especiales los cuales pueden estar controlados por  equipos de control y regulación automáticos.

Estabilizante

Producto destinado a prolongar la acción desinfectante del cloro en el agua de las piscinas desinfectadas con hipoclorito (cloro NO estabilizado).

CTX-400 ClorProtect

Evita la rápida destrucción del cloro provocada por los rayos ultravioletas del sol en piscinas tratadas con hipoclorito.
Su dosificación se puede realizar a principios de temporada en el interior de los skimmers o prefiltro de la bomba para mantener en el agua una cantidad entre 30-75 ppm de ácido cinaúrico.

 

Bromo:

El bromo es un potente oxidante ideal para desinfectar el agua de la piscina con el mismo grado de eficacia que el cloro. Es muy contundente contra las bacterias, virus y hongos además de eliminar las impurezas orgánicas del agua, pero a diferencia del cloro, no desprende olores desagradables, no irrita las mucosas y posee gran tolerancia al aumento de la temperatura y a las variaciones de pH, con lo que es idóneo para piscinas cubiertas, piscinas con bombas de calor o spas.

El bromo residual total (agua con poder desinfectante) debe tener unos valores de entre 2 a 5 ppm y es indispensable para destruir aquellos microorganismos que se puedan ir introduciendo después de que el agua ya esté desinfectada.   Para mantenerlo entre estos dos valores, se debe analizar diariamente el cloro residual con un Kit de análisis de bromo y pH que cumpla con la norma UNE-ISO 17381.

CTX-130 Bromo 20 gr

Bromo en tabletas de 20 gr de disolución lenta para la desinfección continua de piscinas y spas.

No desprende olores desagradables, no irrita las mucosas y posee gran tolerancia al aumento de la temperatura y a las variaciones de pH.

La cantidad exacta de producto bromado necesario dependerá del número de bañistas, la luz solar y la tª del agua (y de las condiciones atmosféricas si es descubierta) y su dosificación se debe realizar mediante equipos de dosificación (CLORIMAX) los cuales pueden estar controlados por  equipos de control y regulación automáticos.

Los métodos más comunes para tratamientos de choque del agua son:

El Dicloro o cloro rápido es el idóneo para usar como cloro de Choque

El dicloro, más conocido como cloro rápido o de choque, sirve fundamentalmente para la recuperación de aguas cuando hemos descuidado su tratamiento o para momentos en los que hemos tenido una gran afluencia de bañistas o después de una tormenta. Su eficacia es altamente contrastada.

VENTAJAS

-Fácil de utilizar y dosificar

– Se disuelve rápidamente pH neutro

– Estable frente a la degradación por defecto de la radiación u.V. (sol)

– Poco volumen de almacenamiento

– Especialmente indicado para piscinas de liner, vinilo, poliéster y pintadas.

CTX-200/gr ClorShock 55 % Dicloro granulado y CTX-250 ClorShock Premium 20 gr

Debido a su alta solubilidad en agua, se obtiene rápidamente la cantidad necesaria de cloro residual. ofrece ante otros productos una mayor estabilidad frente a los rayos ultravioletas del sol. No modifica el pH del agua.

CTX-100GR Oxipool

oxígeno activado granulado, exento de cloro, para tratamientos de choque que destruye los contaminantes orgánicos y también previene la formación de cloraminas. Permite el baño en la piscina a 15 minutos del tratamiento de choque !!.

El uso de este producto no daña aquellas piscinas con recubrimientos de poliéster o vinilo

Más vale prevenir que curar!

Cloraminas

Las “cloraminas” se forman  al reaccionar el Cloro Residual Libre con el amoniaco y los residuos nitrogenados procedentes de la degradación bioquímica de la urea (fundamentalmente de la orina), las proteínas y amino-ácidos introducidos por los bañistas, del amoníaco procedente del agua de lluvia, de los fertilizantes o de otras especies químicas introducidas en el agua.

Irritan los ojos, las membranas mucosas y causa el típico “Olor a Cloro”. Además tiene un poder desinfectante muy bajo.

Se debe garantizar que el cloro residual combinado ó “cloraminas” (sin poder desinfectante) esté por debajo o igual a 0.6 ppm.  En caso de superación se deberá realizar “tratamientos de choque” para reducir y/o eliminar  (en caso contrario, los vasos podrían clausurarse hasta normalización del valor).

CTX-23 Cloramin chock

Producto oxidante granulado, exento de cloro, para tratamientos de choque que destruye los contaminantes orgánicos y las cloraminas.

Permite el baño en la piscina a 15 minutos del tratamiento de choque.

Es un producto ideal para  Piscinas o spas tratadas con bromo, debido a que cloramin choc reactiva el bromo inerte a bromo activo que continúa desinfectando el agua.

3. Clarificación del agua

El agua de piscina pierde con frecuencia su condición de transparencia al aparecer cierta  turbiedad, provocadas por:

– Presencia de algas y materia orgánica.

– Precipitaciones de sales de calcio y magnesio.

– Polvo introducido a través del aire o por los bañistas.

– oxidación de las sales de hierro y manganeso.

– barro de lluvia, etc…

En la mayoría de estos casos las partículas introducidas en el agua son de un tamaño tan pequeño (coloidal) que carecen de entidad suficiente para ser retenidas por el equipo de filtración.

Los Clarificadores o Floculantes son productos que ayudan al filtro y/o Skimmer a absorber las partículas más pequeñas agrupándolas y facilitando así su recogida, gracias a estos productos evitaremos la turbidez y aparición de espuma y además eliminaremos los restos de aceites o cremas que quedan flotando en el agua mejorando así el rendimiento de los filtros.

Su dosificación y en función de su estado físico puede realizarse:

CTX-41 Flocculant

Polímero líquido (policloruro de aluminio) con un gran poder floculante capaz de eliminar las partículas coloidales, que se encuentran en el agua de la piscina y provocan turbidez en el agua.

Es eficaz frente aguas de alta turbidez.  Mejora la calidad bacteriológica del agua y en consecuencia reduce el consumo de los productos empleados en la desinfección.   Especialmente indicado para recuperación de aguas túrbias y dosificación en contínuo.

CTX-40  Flocculant

Coagulante sólido (sulfato de aluminio) con un gran poder floculante capaz de eliminar las partículas coloidales, que se encuentran en el agua de la piscina y provocan turbidez en el agua.

4. Prevención de las algas

Aún teniendo la piscina desinfectada, puede producirse la aparición de algas procedentes de residuos químicos o agentes externos como las plantas o árboles alrededor de la piscina, lluvias, cambios bruscos de temperaturas etc…

Las algas son microorganismos Autótrofos vegetales los cuales, a través del aire, son introducidas en el agua de la piscina.

Los autótrofos sintetizan glúcidos (materia orgánica) y desprenden oxígeno a la atmósfera gracias a la fotosíntesis, a partir de sales minerales, como fosfatos, dióxido de carbono y luz.

Diferentes tipos de Algas:

– Las algas verdes: Son las más comunes. Son de rápido crecimiento, pudiendo invadir una piscina en 24 horas y consumen gran cantidad de cloro.

– Las algas color mostaza/amarillas: aparecen generalmente en el lado sombrío de las piscinas y pueden llegar a resistir de 3 a 5 ppm de cloro libre.

– Las algas negras: Forman manchas oscuras y poseen una estructura por estratos donde la primera capa protege a las capas que están por debajo, haciendo muy difícil su eliminación.

Son extremadamente resistentes al cloro.

Para evitar estos problemas se recomienda el uso de productos “no espumantes” de prevención y/o eliminación de todo tipo de algas que puedan aparecer en una piscina.

La acción sumatoria del cloro y de los algicidas tiene un efecto alguicida superior al cloro y un altialgas separadamente (efecto sinérgico), a las mismas concentraciones.  A partir de 0,5ppm de algicida ya existen efectos algiestáticos y a partir de 1 – 2,5ppm ya tiene efectos alguicidas.

CTX-530 AlgaStop Ultra

 Antialgas de acción rápida con poder microfloculante lo cual le confiere una mayor capacidad para eliminar las algas que aparecen en suspensión. Producto No espumante y compatible con la mayoría de los tratamientos de desinfección.

Reduce el consumo de cloro y disminuye los olores desagradables. Puede utilizarse con cualquier tipo de filtros.

CTX-590 AlgaStop plus  (recuperación)

Antialgas superconcentrado líquido adecuado para la eliminación de todo tipo de algas, durante el tratamiento de recuperación del agua de la piscina.  Permite eliminar algas que no se eliminan con los alguicidas tradicionales.

5. Limpieza – Cuidado del vaso y del filtro

Filtros

Desincrustante líquido para interior filtros. Producto líquido de características ácidas mediante el cual se eliminan las incrustaciones producidas por las sales del agua y la suciedad depositada en el interior de los filtros de arena

CTX-57 Netafilter Desincrustante líquido de filtros

Limpiador desincrustante líquido para interior de filtros.

Producto líquido de características ácidas mediante el cual se eliminan las incrustaciones producidas por las sales del agua y la suciedad depositada en el interior de los filtros de arena.
Ideal para filtros de acero inoxidable o en poliéster, cuya carga filtrante sea sílex, arena o ecoglass

Valor añadido: Producto líquido que no desprende humos que molesten al usuario y tampoco genera espuma.

Vaso piscina

CTX- 51 Desincrustante WallCleaner

Limpiador detergente especialmente estudiado para la eliminación de las incrustaciones calcáreas, residuos orgánicos y sedimentos minerales que con el tiempo se van formando y se adhieren a las superficies de la piscina.

CTX-75 Desengrasante línea de flotación

Limpiador líquido de carácter alcalino especialmente formulado para eliminar los cercos de grasa y suciedad en los bordes y paredes de las piscinas y zonas anexas a las mismas que lo requieran.

Consejos de uso: Aplicar producto sin diluir en un trapo o esponja, frotando las zonas a limpiar. En casos de suciedad persistente en superficies cercanas a nivel del agua, es aconsejable hacer descender este nivel para conseguir una mayor eficacia del producto.

CTX-606 Limpiador inox

Producto especialmente formulado para limpiar cualquier superficie de acero inoxidable. Cuida, embellece y devuelve el brillo al acero inoxidable, eliminando las incrustaciones calcáreas, residuos orgánicos y sedimentos minerales que con el tiempo se van formando y adhiriendo a las superficies de acero inoxidable.

Higienizantes:

Productos  para la limpieza e higienización y desodorización de centros deportivos y gimnasios. ideales para una escrupulosa limpieza de cualquier zona húmeda en vestuarios, duchas y de las áreas que rodean a las piscinas.

CTX-70 Surfosan y CTX-74 Surfosan Ultra

Higienizante super concentrado con agradable olor a pino formado por una mezcla de diferentes antisépticos en medio neutro.

Ideal para: Cualquier superficie de centros deportivos y de hostelería, al igual que duchas, vestuarios, coronas de piscina y suelos en general.

Higienizante adecuado para evitar la transmisión de infecciones que se puedan producir a través del contacto de la piel con superficies húmedas y contaminadas.